Mudarse es una de las cosas más estresantes por las que una persona puede pasar. O eso es lo que la mayoría de gente piensa. En una gran capital como Barcelona la vida pasa muy deprisa. Sin embargo, si planificamos con tiempo nuestra mudanza esta puede ser más sencilla de lo que creemos. Vamos a repasar algunos pasos importantes.

Hacer los trámites

Prepara con tiempo la gestión de los contratos de la luz, el gas y el agua. De esta forma no pagarás dos veces las facturas, las del antiguo y las del nuevo piso.
Busca con antelación una empresa de mudanzas que te guste y contrata los servicios. Piensa en si quieres que se encarguen del embalaje de tus objetos así como de montar y desmontar tus muebles.
Si tienes ascensor tendrás también que contratar un elevador.

Presupuesto mudanzas en Barcelona

Contactaremos contigo en menos de 2h.

Conseguir todo el material

Si contratamos el servicio de embalaje los operarios se encargaran del material que necesites. De lo contrario, no compres las cajas sino que pregunta por las tiendas de tu barrio. También te pueden ser útiles bolsas de la compra reutilizables o de Ikea. Para el embalaje necesitarás cinta adhesiva o precinto, cúter, bolígrafo y etiquetas de colores. También te será útil comprar bolsitas para las piezas pequeñas y algún papel o espuma para envolver cosas delicadas.

Hacer limpieza

Es el momento de mirar todo lo que tenemos y reflexionar. Fíjate en las cosas que no usas o son muy viejas para regalarlas o tirarlas. Cómo menos objetos tengamos menos cajas llenaremos. Como menos espacio ocupemos en el camión menos viajes haremos por Barcelona. Esto significa que nos ahorraremos dinero.

Por otro lado, piensa en limpiar a fondo aquellos muebles voluminosos que normalmente no mueves. Ahora que los tocamos es una buena oportunidad para hacerlo. Lo mismo pasa con alfombras y cortinas.

De esta manera lo tendrás todo reluciente para tu nuevo hogar u oficina.

Cómo empaquetar

Primero guarda en cajas lo que menos necesitas. Sobre todo coloca las cosas de peso en cajas pequeñas para poderlas levantar. Otra opción es combinar en las cajas elementos ligeros y pensados. Por ejemplo, si ponemos media caja de libros la acabamos de rellenar con sábanas.

Los nórdicos y cojines los podemos guardar en bolsas de basura para que sean más fáciles de transportar.

Por otro lado, no empaquetes los objetos de valor. Mételos mejor en una maleta o mochila que lleves contigo. Mete también algo de ropa para los primeros días y cosas que necesites tener a mano. ¡No pierdas de vista las tijeras o el cúter para ir abriendo cajas!

Preparar el nuevo piso

El objetivo es entrar en el nuevo piso u oficina sin tener que preocuparte de hacer grandes reformas.
Por eso te aconsejamos hacerlas antes de la mudanza. También aprovecha que las habitaciones no tienen muebles para limpiarlas a fondo y pintar.
¿Lo tienes todo claro? Ha llegado el momento de empezar una pequeña aventura en Barcelona o por el Barcelonés si vienes de fuera de la ciudad. ¡Llámanos y nos ponemos manos a la obra!