¿Eres de Mollet del Vallès o será tu nueva residencia? Te ayudamos a mudarte ya seas del Vallés Oriental o
de cualquier otra comarca. Mudarse puede parecer un verdadero reto tanto si es nuestra primera vez como
si somos veteranos. Vamos a repasar algunos consejos para que tu mudanza sea todo un éxito.

Pide varios presupuestos

Lo primero de todo es contactar con las empresas de fletes del Vallés Oriental. Pide que valoren tu mudanza para poder comparar precios. El presupuesto dependerá del número y volumen de tus pertenencias. Esto fijará el tamaño del camión y si necesitas más o menos operarios. Otro factor del presupuesto será la distancia entre la antigua y la nueva casa.

Presupuesto mudanzas en Mollet del valles

Contactaremos contigo en menos de 2h.

Planifícate con tiempo

Hacerse un calendario es la clave para organizarse bien. Haz un inventario de tus cosas y piensa en cuando vas a empezar a llenar cajas. Antes, por ejemplo, necesitarás ir a comprar material para embalar. En tus preparativos también puedes aprovechar para lavar las alfombras y cortinas.
Si tienes que dejar tu piso u oficina antes de entrar en el siguiente necesitarás un guardamuebles. Busca uno en el mismo Mollet del Vallès. No te olvides tampoco de hacer las gestiones del cambio de hogar para evitar facturas duplicadas.

¡Piensa también que tendrás que vaciar la nevera!

Empaqueta de forma eficiente

Revisa todo lo que tienes por casa y piensa si realmente lo utilizas. Es una buena oportunidad para hacer limpieza. Por otro lado, tira aquellos muebles que están muy viejos si quieres invertir en unos nuevos. Dale un vistazo a las tiendas de muebles del Vallés Oriental.
En el momento de empaquetar hazlo por habitaciones siguiendo un orden. Así luego será más fácil encontrarlo todo. Ten cuidado con las cosas delicadas y envuélvelas con papel de diario o de burbujas. Para las cosas pequeñas te aconsejamos meterlas en sobres o bolsitas.

Hazte un kit de supervivencia

Seguramente tardes más de un día en vaciar todas las cajas en tu destino. Por eso, será muy útil que llenes una maleta con ropa, tu neceser y otras cosas que quieras tener a mano. Por ejemplo, mete las tijeras o el cúter para ir abriendo cajas. Tampoco pierdas de vista la escoba y el recogedor, amigos inevitables en una mudanza.

Concentra tus fuerzas en la mudanza

Descansa bien el día anterior al traslado y evita compromisos los días posteriores. Lo mejor es tener listo nuestro nuevo piso u oficina lo antes posible. Cómo más largo sea el proceso más nos costará. Una idea es pedir ayuda a amigos y familiares y cuando acabéis organizad una comida.

¡No hay mejor manera de estrenar la casa!